Desde el  principio,

porque las bolsas de papel son las más sostenibles al provenir de fuentes renovables, ser biodegradables, reciclables y reutilizables.

Gracias a la plantación de bosques para fabricar papel se crea un ciclo natural de obtención de materia prima y se contribuye al freno del cambio climático por la absorción de los árboles del CO2 del medio ambiente.

 

 

 

 

 

Las bolsas de papel no contaminan la tierra ni los océanos al ser biodegradables y ahorran recursos al poder reciclarse hasta 6 veces, iniciando un nuevo ciclo de vida cada vez.

Las bolsas de papel son reutilizables y resistentes, pueden llevar mas de

10 kilos de peso y admiten varios usos para hacer la compra de nuevo, como se ha comprobado científicamente.

Todas nuestras bolsas llevan la certificación forestal y de cadena de custodia FSC y PEFC.

 

Hasta el fin,

porque empleamos materias primas respetuosas con el medio ambiente, como las colas ecológicas y las tintas al agua.

Cuidamos nuestro entorno minimizando las emisiones de CO2 y los efectos contaminantes  en nuestro sistema productivo y de logística.

 

Somos sostenibles de principio a fin.

FORMPAPER PACKAGING, S.A. - Aviso legal